¡Última tendencia en decoración: Moodboard!

collage-fotos

Esta nueva tendencia en decoración: moodboard es una propuesta perfecta para imprimir un toque único y actual a los ambientes de un hogar contemporáneo, y hoy te contamos como crear estos versátiles paneles personalizados.

La inspiración ha llegado y es hora de iniciar un proyecto handmade que te permitirá dar rienda suelta a tu imaginación, a crear composiciones divertidas y con total personalidad.

Primero conoceremos que es un moodboard, se trata de un collage de imágenes, con una paleta de colores y que puede incluir también tipografías, es una herramienta útil para reflejar gráficamente cualquier tipo de proyecto.

Partiendo de un conjunto de elementos, incluidas las colecciones que muchos de nosotros tenemos en casa, como fotos, recortes de revistas, postales, dibujos, retales de telas, entre otros, y seleccionando aquellas piezas que mas nos gustan, puede ser por un motivo estético, por tener un valor histórico o tratarse de un recuerdo, podremos comenzar a dar vida a un moodboard.

Moodboard es la expresión en ingles de un collage o muro de inspiración, por ello debemos evocarla para generar nuestro propio panel de ideas y de objetos con alma. Eliges las piezas que mas te agraden, inspirándote en un tema o en varios, creando un muestrario reducido, mediante la creatividad para exponerlo de una forma simple y atractiva.

Un moodboard es un proceso creativo que invita a filtrar ideas, es un proceso ideal para desarrollar un proyecto de decoración, por ejemplo. Los moodboards digitales tienen un uso muy extendido en la órbita del diseño, y se utilizan como punto de partida para el inicio de proyectos, como puede ser una nueva Web o un blog.

Si quieres crear un proyecto, las cosas que pueden inspirarte para un collage pueden ser objetos pequeños, textos y grafismos, imágenes, dibujos o fotos. Por ello, estas piezas son el punto de partida para componer un moodboard, eligiendo todo aquello que mas te apetece ver dentro de casa.

Luego de la recopilación de todos los elementos, la selección o filtrado posterior, (pues no podemos saturar este panel, solo debemos mostrar lo que nos gusta), el siguiente paso consiste en elegir el lugar donde exponer el moodboard o la forma en que se mostrarán los objetos. Puede ser colgándolos de una pared, sujetarlos a un corcho, un panel de tela, clavarlos o colgarlos de un hilo, en muebles etc.

Para lograr un moodboard armonioso, es importante no descuidar las proporciones, y escoger una imagen principal que será la que mas espacio ocupe y que se destaque. Completar el resto de la composición con objetos complementarios, y porqué no sumando un texto con tipografías bonitas.

También podemos elegir una gama cromática, es mejor usar como máximo tres colores principales, no mezclando muchos colores diferentes, y más bien añadir los colores neutros como negro, blanco o gris para completar.

Recuerda la máxima que dice “menos es más” y evita recargar tu moodboard para que no sature visualmente un ambiente.

 

Vía: decoracion.in

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.