Navy o Marinero: Decoración Veraniega

combinar-azul-blanco

Los espacios en los que se ha optado por recrear el estilo navy, es posible crear rincones con total personalidad, además de apostar a las tendencias. Te mostramos imágenes inspiradoras y algunos trucos para conseguir imprimir el sello de este estilo a tu casa.

La estética que aporta el estilo marinero evoca la frescura del mar, añade formas orgánicas y belleza natural a cualquier rincón del hogar y es por eso que resulta tan atractivo.

El dúo cromático de azul y blanco es protagonista en estos ambientes, y se puede incorporar mediante una gran variedad de alternativas decorativas. Paredes pintadas en estos colores, cojines estampados y otros textiles, accesorios, más elementos que provienen del mar y que nos conectan directamente con su espíritu natural.

Con el estilo “ocean” es posible decorar desde habitaciones infantiles, recibidores, hasta terrazas, porches y patios, pues la diversidad de opciones que incluye complementos, muebles y accesorios se adecua a cualquier espacio. Podemos aplicarlo en casas de vacaciones, para los afortunados que cuentan con casas en la playa puede ser la alternativa ideal, pero también es una divertida apuesta para decorar un rincón urbano, sumando frescura y un toque de tendencia.

De la fusión de blanco y azul resultan espacios donde destaca la frescura y una inspiración veraniega. La intención de este estilo es darle a los ambientes un aire relajante, de calma y que nos recuerde el mar y la naturaleza. Toques de rojo se suman a estas composiciones, irrumpiendo con unas pinceladas que dotan de dinámica los espacios.

Colores como verde esmeralda, azul turquesa, azul pastel y blancos, se mezclan y se pueden usar no solo en textiles, con ellos podemos pintar paredes, zócalos, puertas y ventanas o algún mueble que nos interese renovar con el sello navy. Los acabados decapados, muebles con pinturas desgastadas y que evidencian el paso del tiempo, es otro punto de tendencia.

Para llevar la energía del universo marino a una estancia de tu hogar, incorpora textiles, papeles pintados y otras superficies con una paleta de colores de azules, blanco y crudos. Alternando estos tonos y combinando telas lisas y estampadas, con rayas y con otros dibujos marineros, se convierte en todo una cierto para decorar.

Entre los complementos destacan las telas con motivos marineros y también detalles como conchas marinas, siluetas de peces, estrellas de mar, y con ellos se crean centros de mesa, composiciones y arreglos que decoran mesas, encimeras, alacenas y otros rincones. Las caracolas de mar forman parte de este estilo, y con ellas se adornas muebles, se pueden hacer guirnaldas, es posible colgarlas en pomos de puertas, al igual que las cuerdas con nudos marineros decoran con su particular presencia, junto a banderines, anclas, veleros y farolillos.

La madera natural y accesorios de fibras vegetales, como son las cestas de mimbre, o alfombras de rafia agregan texturas y colores suaves, y completan los ambientes acompañando de funcionalidad y confort. Además podemos aportar un plus personal a este estilo con detalles como recuerdos de viajes o piezas heredadas.

 

Vía: decoracion.in

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.