Criterios para la colocación de cuadros

cuadros11.jpg

Pocos elementos decorativos visten nuestras paredes como los cuadros. Un cuadro puede destacar la personalidad de los habitantes de la casa, o puede erguirse en verdadera figura principal de la decoración de una estancia.

Pero lo cierto es que en la colocación de cuadros hay que tener en cuenta otras directrices que no tienen que ver tanto con el proceso en sí de situar el cuadro en la pared sino con la elección del lugar, altura, etc., que le den un aspecto correcto.

Bien sea el cuadro un elemento decorativo accesorio o sea el elemento decorativo principal de la estancia, tiene que estar en consonancia con el resto de la decoración del espacio donde lo vamos a situar.

cuadros2.jpg

Nos referimos con ésto a circunstancias como el color de la pared, la distribución de los muebles o el estilo de los mismos. Circunstancias que afectan significativamente al aspecto final que presentará el cuadro en la estancia.

El lugar más común para la colocación de cuadros es sobre el sofá o el cabecero de la cama. En este sentido el primer consejo que debemos tener en cuenta es medir visualmente dos tercios del espacio existente entre el mueble y el techo.

Esos dos tercios son el espacio que ha de ocupar el cuadro o los cuadros en cuestión, en cuanto a la distancia que debemos dejar entre la parte superior del sofá o del cabecero de la cama y la parte inferior del cuadro, debe ser de aproximadamente 20 centímetros.

Por último, hay que tener en cuenta que la altura es uno de los elementos más importantes a la hora de proceder a situar un cuadro.

Finalmente, cabe destacar que debemos busca el impacto visual, de forma que todo quede como un conjunto armónico.

cuadros3.jpg

Si después de estos consejos, lo que necesitas es renovar tus cuadros en DecoraPhotos  puedes encontrar una amplia variedad de productos que decoramos con cualquier imagen y en cualquier soporte.

Vía: decorainteriorismo