Alturas singulares

tate_alturas1.jpg

Alturas| Tate

A cualquier persona que viva en Madrid le resultará familiar esta imagen tomada por Tate, y que muestra un plano contrapicado del edificio de Torres Blancas situado en Avenida de América.

La obra Alturas fue la primera torre del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza y se considera su  obra más lograda, ya que proponía en ella una síntesis de racionalismo y organicismo, capaz de modificar el debate arquitectónico de finales de los años 60. Torres Blancas también fue un experimento, una propuesta original, cuyo protagonismo en la cultura de los años 60 resultó decisivo en el apoyo a la vanguardia. Estos aspectos son los que quizás ha querido resaltar Tate para mostrar la esencia de este singular edificio en estado puro: un contrapicado que exagera la perspectiva aumentando el tamaño real de la torre, y los tonos grises propios del hormigon que conforman una construcción de gran altura destinada a viviendas. El proyecto de Sáenz de Oiza es en realidad una metáfora arquitectónica que crece orgánicamente como un árbol recorrido verticalmente por escaleras, ascensores e instalaciones, como si fueran venas o vasos leñosos que unen las viviendas con el suelo.